top of page

Mes del corazón: Enfermedades cardiovasculares en Chile, factores de riesgo y prevención

Desde Clínica Ramis, queremos abordar un tema de vital importancia para la salud de todos: las enfermedades cardiovasculares.


De acuerdo con el Ministerio de Salud, los infartos de miocardio y eventos cardiovasculares son la principal causa de defunción, cobrando más de 30 mil vidas anualmente en nuestro país. Es fundamental conocer más sobre estas enfermedades y cómo prevenirlas para proteger la salud de nuestro corazón.



Persona tomándose el pecho por un ataque al corazón
Infarto al corazón

Infarto de miocardio: Un enemigo silencioso


El infarto de miocardio es una afección en la que se obstruyen los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón, lo que puede provocar daños permanentes o incluso la muerte. Es una de las enfermedades cardiovasculares más comunes en Chile y el mundo, se estima que más de 17 millones de personas en todo el mundo y alrededor de 30 mil personas en Chile pierden la vida debido a esta condición cada año.



Enfermedades cerebrovasculares: Protege tu mente y tu corazón


Las enfermedades cerebrovasculares son otro grupo importante de enfermedades cardiovasculares. Estas pueden ser causadas por una hemorragia cerebral o la formación de un coágulo que bloquea el flujo sanguíneo en una arteria cerebral. La prevención de estas enfermedades no solo protege nuestro corazón, sino también nuestra función cerebral y calidad de vida.



Hipertensión arterial: El enemigo silente que debemos combatir


La hipertensión arterial es un factor de riesgo clave y el punto de partida para muchas enfermedades cardíacas. A menudo, le damos menos importancia en términos de reconocimiento y tratamiento, pero es fundamental abordarla para evitar complicaciones graves. Según el Ministerio de Salud de Chile, se estima que una de cada tres personas adultas en nuestro país tiene hipertensión arterial.



Síntomas de un infarto y cómo detectarlo a tiempo


Es fundamental reconocer los síntomas de un infarto y actuar con rapidez para buscar atención médica inmediata. Aquí te presentamos los signos más comunes:

  1. Dolor o malestar en el pecho: Es el síntoma más característico. Se describe comúnmente como una sensación de presión, opresión o ardor en el pecho, que puede durar varios minutos o desaparecer y volver.

  2. Dolor en otras áreas del cuerpo: El dolor también puede extenderse hacia los brazos (generalmente el izquierdo), la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago. A veces, el dolor puede confundirse con acidez estomacal o indigestión.

  3. Dificultad para respirar: Puedes experimentar dificultades para respirar o sensación de falta de aire junto con otros síntomas de infarto.

  4. Sudoración excesiva: Sudor frío y pegajoso sin un esfuerzo físico aparente.

  5. Náuseas o vómitos: Sensación de malestar estomacal que puede ir acompañada de vómitos.

  6. Mareos o desmayos: Sensación de vértigo o inestabilidad, que puede llevar al desmayo.

Es importante destacar que los síntomas pueden variar entre las personas y que algunas personas, especialmente las mujeres, pueden experimentar síntomas atípicos como fatiga extrema, debilidad o dolor en la espalda. Si sospechas que tú o alguien más está teniendo un infarto, sigue estos pasos:

  • Llama a emergencias: Enfrentar un infarto es una emergencia médica. Llama al número de emergencias 131 de inmediato y describe los síntomas que estás experimentando.

  • No esperes: La clave es actuar con rapidez. No esperes a ver si los síntomas desaparecen por sí mismos, ya que cada minuto cuenta para el tratamiento y la recuperación.

  • No te automediques: No tomes medicamentos por tu cuenta, ya que algunos pueden empeorar la situación. Espera la ayuda de los profesionales de la salud.


¡Prevenir es la clave!


La buena noticia es que muchas enfermedades cardiovasculares son prevenibles. Aquí hay algunos consejos para cuidar de tu corazón:

  • Llevar una dieta equilibrada: Aumenta el consumo de frutas y verduras frescas, granos integrales y proteínas magras. Reduce el consumo de grasas saturadas, sal y azúcares.

  • Realizar actividad física regularmente: El ejercicio es fundamental para mantener un corazón sano. Intenta realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada cinco veces a la semana.

  • Dejar de fumar: El tabaquismo aumenta significativamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

  • Controlar el estrés: El estrés crónico puede afectar negativamente al corazón. Busca técnicas de relajación como la meditación o el yoga para reducir el estrés.

  • Realizar chequeos médicos regulares: Acude a tu médico para controlar tu presión arterial, niveles de colesterol y otros factores de riesgo cardiovascular.


En Clínica Ramis, estamos comprometidos con tu bienestar. Te invitamos a cuidar de tu corazón y tomar medidas preventivas para mantener una vida larga y saludable. ¡No esperes más, comienza a cuidar de tu corazón hoy mismo!


Recuerda que la prevención y el autocuidado son fundamentales para proteger tu corazón y evitar complicaciones graves. ¡Tu salud está en tus manos!


Para obtener más información sobre nuestras especialidades en cardiología y prevención cardiovascular, visita nuestra página web www.clinicaramis.cl.


¡Cuídate y cuída de tu corazón!

Comentários


bottom of page